Un detective privado investigará el intrusismo entre taxistas

Un detective privado investigará el intrusismo entre taxistas

Los datos que recopile el detective privado, serán enviados a Tráfico, Guardia Civil y Policía Local

Un grupo de taxistas de Ribadavia anuncia que contratará a un detective privado, para lo cual ya se han puesto en contacto con una agencia especializada, con el fin de que vigile e identifique a los intrusos que están realizando transportes sin licencia. En días pasados, el colectivo anunciaba la adopción de medidas encaminadas a poner fin a la situación que le está causando graves perjuicios económicos, después de identificar a dos de sus ex compañeros, uno jubilado hace aproximadamente tres años y otros más reciente, que continúan trabajando, según indicó un portavoz de los taxistas. No obstante, en estos últimos días han comprobado que existen más conductores que están prestando el servicio en situación irregular.

Concretamente, se refieren a otros dos ex compañeros, jubilados hace años, y también a algún particular que nada tiene que ver con la profesión, pero que utiliza su coche privado para hacer traslados y cobrarlos. Según añaden, el hecho de no disponer de licencia ni de pagar impuestos, permite a estos intrusos cobrar menos a los usuarios. Dentro de las irregularidades, añaden que algunos concellos permiten que las auxiliares a domicilio trasladen a los mayores y dependientes hasta los centros sanitarios, y también por parte del personal de residencias geriátricas, asegurando que tampoco están autorizados a prestar este tipo de servicios. “Non poden utilizar vehículos particulares como se foran de transporte público”, puntualizan.

Por ese motivo, cinco taxistas de los ocho que hay en Ribadavia, anuncian que contratarán a un detective privado, al mismo tiempo que presentan la documentación relativa a los datos de los conductores que están en situación ilegal, que ya tienen identificados, ante la Jefatura Provincial de Tráfico, la Guardia Civil y la Policía Local.

https://www.laregion.es/articulo/o-ribeiro/detective-investigara-intrusismo-taxistas/20160419072622615810.html

“En España se investigan los crímenes como cuando se mataba con lanza”

“En España se investigan los crímenes como cuando se mataba con lanza”

El periodista de sucesos Francisco Pérez Abellán publica un libro con algunos de los crímenes más famosos en España y el extranjero desde el siglo XIX hasta hoy.

 

Padres que asesinan a sus hijos, criminales que descuartizan a sus víctimas, un sacamantecas que destripa a sus presas, psicópatas que dejan un reguero de sangre, asesinos en serie y hasta caníbales que gozan comiéndose a otras personas… estos son algunos de los horrores que se suceden en el libro Los crímenes más famosos de la historia (Planeta), publicado por el periodista experto en sucesos Francisco Pérez Abellán, que recoge hechos acaecidos en España y el extranjero desde el siglo XIX hasta hoy.

Pérez Abellán (Murcia, 1954) sostiene que en este catálogo de lo sanguinolento también ha puesto su granito de investigación. Autor de casi 30 libros, subraya que “los crímenes son una foto de la sociedad de ese momento”. Este libro de 286 páginas está dividido en cuatro partes, en la primera, Crímenes que fascinaron a las grandes plumas, no quedan en muy buen lugar los literatos españoles que se interesaron por este género. “Ha habido un desprecio, por el miedo a la sangraza, y a ser descalificado por ocuparse de asesinatos, al contrario de lo que ha ocurrido en otras culturas. Francisco Umbral, en el caso del crimen del teatro Eslava, ocurrido en Madrid, en 1923, confundió en su relato el nombre del asesino con el de la víctima, ambos escritores”. A pesar de tantas aventuras contadas, Pío Baroja “no se atrevió a escribir” sobre el crimen de Don Benito (Badajoz), perpetrado en 1902. “Como confesó en sus memorias, le habían faltado nervios, impresionado por los hechos”, en los que una mujer y su hija fueron asesinadas por un cacique del pueblo, que acabó, con su compinche, ajusticiado a garrote vil.

Otro escritor que, en opinión de Pérez Abellán, no quiso “pisar el albañal” fue Benito Pérez Galdós en el célebre crimen de la calle Fuencarral, en Madrid (1888), “porque en su relato solo contó la falsa versión oficial”, que culpaba a la criada de la muerte de su señora, una rica viuda. Al contrario, Emilia Pardo Bazán “es quien más se lució” contando hechos de esta naturaleza, como hizo en Un destripador de antaño, que recrea a los sacamantecas, “asesinos que destripaban a sus víctimas para vender su grasa”. Otro buen ejemplo es Federico García Lorca, “que creó Bodas de sangre de una noticia de un periódico sobre la muerte a tiros de un hombre que huía con su prima de la boda de conveniencia de esta”.

Una vez vistos crímenes nacionales, Pérez Abellán insiste durante la entrevista que “en España se investigan mal los asesinatos”. Los estudiantes de criminología “no salen con conocimiento científico para prevenir crímenes. Un detective privado, que debe tener al menos tres años de universidad, no puede investigar un crimen porque es monopolio de las Fuerzas de Seguridad del Estado, y eso es una aberración. No se trata de crear una policía paralela, pero uno debería tener la posibilidad de buscar el consejo de un experto pagándole, porque hay casos que se enquistan. Claro que hay muchos policías que trabajan magníficamente con los medios que tienen y resuelven casos complicados, pero en España se investiga como cuando se mataba con lanza”.

Portada de una novela sobre el crimen del teatro Eslava, en Madrid (1923).
Portada de una novela sobre el crimen del teatro Eslava, en Madrid (1923).

El segundo apartado del libro se titulaAsesinatos en femenino. “La mujer suele ser más inteligente que el hombre y planifica los crímenes mejor”. Pérez Abellán cita el caso de Angie, la asesina de la peluca, que “fue a un local de alterne y recabó esperma de dos hombres a los que pagó para contaminar la escena del crimen, repartiendo el semen en la vagina y la boca de la mujer que mató”.

A continuación, salta al horror de los asesinos en serie, como Anders Breivik, el ultra que acabó con la vida de 69 jóvenes en la isla noruega de Utoya, en julio de 2011; o Joan Vila, el llamado Ángel de la Muerte de Olot, que acabó con 11 ancianos en una residencia geriátrica en poco más de un año.

El libro se cierra con “crímenes inclasificables”, cometidos por psicópatas. “Por lo que he visto en estos casos, me planteo si la sociedad tiene medios para distinguir si alguien está loco o no. Muy pocas veces la gente se vuelve loca”. Pérez Abellán recupera el caso del asesino de la ballesta, Andrés Rabadán, que mató con esa arma a su padre, “pero antes había hecho descarrilar tres trenes serrando raíles de forma metódica”. “Para mí, esa persona no está loca. Otro defecto de la investigación en nuestro país es que cuando se detiene a este tipo de personas no se las estudia a fondo”.

¿Todos podemos ser asesinos? “La experiencia me ha enseñado que los que matan son personas normales que se encuentran de repente en situaciones de las que no saben salir, y lo hacen por la tremenda”.

MANUEL MORALES

EL PAIS

¿Eres un buen detective? Este dibujo arrasa en la web

¿Eres un buen detective? Este dibujo arrasa en la web

¿Eres un buen detective? Este dibujo infantil y sus preguntas arrasan en la web

Sacada de una antigua revista, la observación detallada de la ilustración esconde las respuestas a nueve preguntas muy concretas.

El internauta debe ser capaz de saber si los campistas del dibujo llevan mucho o poco tiempo e incluso la fecha concreta en la que están.

Se trata de una ilustración sacada de una vieja revista infantil, pero gracias a las redes sociales, se ha vuelto a poner de moda y está arrasando en internet, gracias a Imgur  y a medios como The Independent. La imagen representa a un grupo de personas en un entorno forestal, disfrutando lo que parece una acampada. Una observación detallada debe permitir responder a nueve preguntas muy concretas:

1. ¿Cuántos turistas hay acampados?

2. ¿Cuándo llegaron, hoy o hace varios días?

3. ¿Cómo llegaron?

4. ¿Hay un pueblo lejano?

5. ¿En qué dirección sopla el viento, norte o sur?

6. ¿Qué momento del día es?

7. ¿Dónde está Alex?

8. ¿Quién se encargaba de las tareas ayer?

9. ¿Qué fecha es?
Las respuestas, bajo la imagen.

Eres un buen detective

1. Son cuatro. La clave es ver cuántas cucharas hay sobre el mantel.

2. Hace varios días. Hay una telaraña entre la tienda y el árbol.

3. En bote. Hay unos remos apoyados en un árbol, a la derecha.

4. No, está cerca. Una gallina (esquina inferior izquierda) así lo indica.

5. La bandera de la tienda indica que el viento sopla de izquierda a derecha. Las ramas de los árboles nos dicen que el sur está la izquierda (porque las ramas que apuntan en esa dirección son más grandes siempre), por lo que el viento procede del sur.

6. Saber la orientación nos permite saber que es por la mañana, a juzgar por la sombra del personaje con el cazo, junto al fuego.

7. Uno de los cuatro campistas no está en la imagen. Debe de ser Alex. Tras unos arbustos, al fondo, se ve un cazamariposas a punto de coger a uno de estos insectos. Lo lleva Alex, pues.

8. El personaje de la derecha, agachado, maneja una mochila con la letra ‘C’, luego es Colin. El que hace fotos es James. Lo sabemos porque en la mochila con un trípode, junto a la tienda, hay una ‘J’. Sabemos que Alex está cazando mariposas, luego el que cocina, esto es, el que hace las tareas, es Peter. Por lo tanto, el día anterior se encargó de las tareas Colin.

9. Si Peter está haciendo las tareas, es día 8. ¿El mes? Agosto, porque hay una sandía sobre el mantel.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/2711647/0/dibujo-infantil-logica/detective-preguntas/campistas/#xtor=AD-15&xts=467263

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad